Creación de un sujetador - visita al estudio de Miss Mary | Miss Mary of Sweden
Pasar al contenido principal

Creación de un sujetador - visita al estudio de Miss Mary

Miss Mary se diferencia de la mayoría de empresas textiles de Suecia actuales por tener el departamento de diseño y el taller de confección de muestras en la sede. El artículo de hoy trata de una visita a nuestro estudio de sujetadores donde nuestro equipo trabaja para diseñar el corte perfecto para su siguiente sujetador Miss Mary.

El estudio de Miss Mary está situado en la ciudad textil sueca de Borås, donde estamos desde la fundación de la empresa hace más de 60 años. En la planta alta del Textile Fashion Center, nuestro personal trabaja en una oficina abierta con una magnífica luminosidad de grandes claraboyas. Una gran parte de los locales está ocupada por el departamento de diseño con el estudio de sujetadores. Este artículo relata precisamente el trabajo de este departamento.

Un vistazo a nuestro departamento de diseño en la oficina de Textile Fashion Center en Borås.

Aquí trabajan nuestras diseñadoras y directoras, una costurera de muestras y técnicas de confección, una de las cuales también enseña confección de ropa interior en la escuela superior textil; un equipo de mujeres acumula más de 120 años de valiosa experiencia en fabricación de sujetadores. Es una competencia puntera realmente necesaria porque el diseño y fabricación de sujetadores son muy especiales en comparación con la mayoría de otras prendas. En una serie de artículos explicaremos más a fondo el arte de fabricar sujetadores y compartiremos nuestros secretos profesionales. Empezamos con el importante cometido de las diseñadoras, las directoras y la costurera de muestras en todo el proceso.

”El departamento de diseño acumula 120 años de competencia especializada en fabricación de sujetadores”

LA MAGIA GENERADA POR LA VISIÓN DE UNA DISEÑADORA Y LA TÉCNICA DE UNA DIRECTORA
Una diseñadora sigue la evolución de tendencias y colores, elige materiales y crea una colección coherente dibujando las prendas. La elección de materiales es sumamente importante para el corte y el apoyo que puede dar el sujetador. Luego, la visión de la diseñadora es ejecutada por la directora, que es el enlace entre el diseño y la producción y se encarga de trazar el patrón y la construcción del sujetador.

En Miss Mary, los cometidos de diseñadora y directora antes estaban separados, pero desde hace unos años están integrados. Nuestras  diseñadoras también trabajan como directoras y responden de la cadena completa desde el dibujo original hasta el corte final. Por ello, son grandes los requisitos técnicos que se hacen a nuestras diseñadoras y es aquí donde su competencia especializada de muchos años en sujetadores es realmente importante.

 

”La fabricación de sujetadores es un trabajo de precisión y cada sujetador requiere gran habilidad manual.”

Para algunas colecciones contratamos a diseñadores invitados; por ejemplo, se encargó a Lars Wallin el diseño de la primera colección para nuestra exclusiva serie de ropa interior, Visionary. Una vez Lars había creado el diseño y elegido los materiales, nuestras directoras construyeron los patrones, hicieron el corte y efectuaron el proceso quizás más trabajoso de toda la cadena: la gradación.
¿Qué es la gradación? 

”Nuestras diseñadoras también trabajan como directoras y responden de la cadena completa, desde el dibujo original hasta el corte final.”

En la foto vemos a Marie-Louise, que trabaja como directora y diseñadora, haciendo un plano de distribución en el ordenador

 

UNA ARTESANÍA MINUCIOSA

Después de hacer el patrón, la directora tiene que efectuar la gradación; es decir, adaptarlo a todas las tallas en que se fabricará. Puesto que cada sujetador tiene un sistema de tallas dual (cada talla de contorno tiene varias tallas de copa), para cada sujetador hay un número enorme de tallas en comparación con, por ejemplo, un vestido, una chaqueta o una camisola. ¡No es inusual que haya 75 tallas de un sujetador!

Una directora muy competente puede hacer la gradación de un sujetador para que el corte tenga la misma alta calidad en todas las tallas; para senos pequeños o grandes o para espaldas delgadas o anchas. Además, la directora determina si los materiales también son adecuados para tallas grandes, controla el estiramiento de materiales elásticos, decide la anchura de los tirantes, etc.

 

Una directora muy competente puede hacer la gradación de un sujetador para que el corte tenga la misma alta calidad en todas las tallas”

Dependiendo del diseño del sujetador, la gradación puede ser efectiva y rápida, pero con algunos modelos ello puede ser muy complicado y, en ocasiones, es necesario repetir el proceso; en el peor de los casos hasta varias veces. En otros casos puede ocurrir que se quiera usar un material excelente en un modelo de sujetador que se ha dibujado y se prevea fabricación en, por ejemplo, copa H, aun sabiendo que el material en cuestión es inadecuado para una talla de copa tan grande. Entonces hay dos opciones: mantener el material pero hacer una gama de tallas menor, o mantener el modelo y usar otro material.

”Si un sujetador tiene 75 tallas, es necesario dibujar 2.400 piezas de patrón”

Un sujetador con aros normal puede constar de unas 35 piezas, todas las cuales necesitan ser adaptadas para cada talla. Así, para un sujetador que se hará en 75 tallas se requiere una gradación de 2.400 piezas. Aunque se utilice un programa de gradación, esto no se hace automáticamente en el mismo, sino que es necesario dibujar manualmente cada curva y cada pieza de patrón, por lo que la gradación es el proceso del departamento de diseño que toma más tiempo. La calidad toma tiempo.

”Para tener un control óptimo del corte, nuestras directoras hacen la gradación internamente

NO SOMOS COMO LOS DEMÁS
Los métodos de gradación y patronaje se diferencian mucho entre las empresas del ramo de confección. Algunas empresas tienen diseñadoras/es que trazan las prendas, y externalizan el patronaje, la gradación y las listas de medidas. Otras empresas diseñan y dibujan el patrón en una talla y externalizan la gradación. En el caso de los sujetadores, lo más común es hacer la gradación en tallas alternadas y calcular la diferencia con ordenador. La calidad de la gradación es determinante para la calidad del corte de un sujetador en todas las tallas. Hay una gran diferencia entre las marcas baratas y los sujetadores de calidad. En Miss Mary hacemos la gradación de cada talla con gran minuciosidad, dedicando el tiempo que sea necesario para obtener la gradación correcta.

 

”La última técnica facilita el trabajo pero no puede sustituir al trabajo manual”

Nosotros también hemos decidido mantener todo el proceso en nuestro estudio de sujetadores para tener el máximo control posible de todos los pasos. Nuestras diseñadoras, directoras y técnicas de confección colaboran estrechamente para asegurar que todas nuestras prendas queden realmente como deben y sean cómodas de usar en todas las tallas.


El patrón de un sujetador se corta en cartón y se lee en el ordenador.

LA CONFECCIÓN DE MUESTRAS EN EL ESTUDIO DE BORÅS
Hoy en día es muy inusual que una empresa de confección mantenga la confección de muestras en Suecia. En los años 90 muchas empresas trasladaron esta fase a otros países. ¡En esto Miss Mary se diferencia y estamos muy orgullosos de ello!

Una máquina de coser industrial que se utiliza para costura recta común.

Nuestro estudio de sujetadores del departamento de diseño está totalmente equipado con todos los tipos de máquinas que se necesitan para coser todas las costuras especiales de un sujetador: desde costura recta común hasta costura plana; desde zigzag en tres pasos hasta overlock francés; desde recubrimiento hasta vivos, y muchas más. Un sujetador común tiene unas 60 costuras, y el armado de todas las piezas tiene 65 pasos diferentes. Por ejemplo, el aro se inserta a mano en la banda de aro.

 

”Una técnica de confección como Eivor, con 20 años de experiencia en confección de sujetadores, es un activo inestimable para una empresa”

Una vez dibujado el patrón, la directora lo imprime y corta la tela según las piezas del mismo. Además, hace un plano de distribución: es decir, planea la colocación de las piezas de patrón individuales en la tela para que se utilice la menor cantidad posible de material; cuanto menos mermas de material, mejor. Luego, en nuestro estudio, las técnicas de confección Eivor y Marie cosen muestras de todos los nuevos modelos de sujetador y junto con las directoras hacen ajustes y mejoras durante todo el proceso. Se empieza cosiendo un sujetador con copa B y se comprueba que el corte queda bien. Seguidamente se cose una copa C, y así sucesivamente aumentando las tallas.

 

”Un sujetador tiene unas 60 costuras y el armado de todas las piezas consta de 65 pasos”

EL ARTE DE CONOCER LA CALIDAD DEL CORTE DE UN SUJETADOR
Para conseguir el corte óptimo de un sujetador no basta con hacer pruebas con maniquí, sino que es necesario probar en un cuerpo real para ver cómo queda el corte y cómo se percibe, y que funciona en movimiento. Para ello hacemos pruebas en nuestro estudio con mujeres de tallas diferentes. A menudo necesitamos coser un modelo varias veces después de las pruebas para que quede a la perfección en todas las posiciones. Al hacer la gradación entre copas pequeñas y grandes pueden producirse muchas diferencias. Una copa B y una copa H plantean requisitos muy diferentes de construcción y material.

Entonces, para que todo funcione lo mejor posible, todo el personal del departamento de diseño debe trabajar en colaboración muy estrecha. Todas las personas son interdependientes y también dependen de las mujeres del grupo de pruebas. Asimismo es necesario que las directoras sincronicen su trabajo y vayan al unísono en el trabajo de conformación del corte para  que haya varios modelos de sujetador de la colección a probar cuando lleguen las modelos de pruebas al estudio. Es un proceso de avance y retroceso que toma largo tiempo.

”Hemos perfeccionado y probado nuestro método y proceso de diseño durante 60 años”

Cuando terminamos el trabajo con los modelos de sujetador en todas las tallas, enviamos a nuestra fábrica una prenda perfecta, cosida con exactitud en una determinada talla, un patrón y un documento descriptivo. Cuando se ha cosido un ejemplar de cada talla, una técnica de confección, la responsable de compras de materiales y la técnica de calidad se desplazan a la fábrica para revisar todas las muestras junto con nuestros colegas de la planta, y se prueban y miden todas las tallas para comprobar que concuerdan con las listas de medidas y no tienen discrepancias. Esto es muy importante porque nuestros productos se venden en línea. Las clientas deben poder confiar en las tablas de tallas.

La prueba adicional que hacemos en esta fase nos permite comprobar realmente que las prendas que se entregan sean totalmente correctas. De hecho, en ocasiones hemos parado algunos modelos de sujetador y los hemos aplazado hasta el lanzamiento de la colección siguiente para tener tiempo de trabajar más con el corte.

¿Y LUEGO, QUÉ OCURRE?
No es suficiente con varias pruebas y mediciones. Para garantizar la calidad óptima utilizamos un panel de evaluación con doce mujeres que usan y prueban una prenda de muestra durante varias semanas para asegurar que los materiales aguantan y, por ejemplo, no se anudan ni afean y que el sujetador no roza ni queda mal.

”Un sujetador es siempre probado por un panel de evaluación antes de iniciar la producción.”

La prenda también se lava varias veces. Luego hacemos una última reunión de colección para repasar las opiniones sobre todos los modelos de sujetador, y hacemos eventuales modificaciones finales antes de dar el visto bueno a la producción a plena escala.

Cada modelo de sujetador Miss Mary adquirido en años recientes ha pasado por las manos de estas mujeres.
De izquierda a derecha:  Anne (diseñadora/directora), Marie-Louise (diseñadora/directora), Eivor (técnica de confección),
Marie (técnica de confección), Ing-Marie (diseñadora/directora).

Con este proceso de diseño, perfeccionado durante más de 60 años, hemos desarrollado un método para reducir al máximo posible el margen de error. Para nosotros “calidad” es más que meramente una palabra que pronunciamos porque suena bien: hemos integrado la calidad en todo el proceso de fabricación. Tenemos motivos de sobra para utilizar tantos pasos y mantener las operaciones de gradación y confección de muestras en Borås. Pero naturalmente nadie es perfecto, por lo que si usted alguna vez no estuviera satisfecha con su producto Miss Mary, le rogamos que contacte con nuestro servicio de atención al cliente para que podamos ayudarle. Usted tiene siempre derecho de cambio y de devolución de 100 días. Todas las opiniones, negativas o positivas, nos ayudan a crear su sujetador perfecto.

En artículos futuros contaremos más sobre nuestro proceso de construcción de un sujetador. Por tanto, vuelva a ver pronto el blog y exprese en el campo de comentarios si hay algo que usted siempre quiso saber sobre ropa interior y si desea que lo tratemos en el blog. ¡Hasta pronto!

Comentarios

Julie Joy

I have a very heavy large bust , so what style would you advise

Annica Svensson

Hi Julie

I don't know if you prefer your bra to be non-wired or underwired bra or if you have any other preferences, but send us an email at contact@missmary.eu and we will make sure to help you find a perfect style for you.

Annica / Miss Mary 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.